Buscar

La Mujer Sin Cabeza Vic Cataluña

A continuación encontrará una crítica de la película "La Mujer Sin Cabeza" dirigida por Lucrecia Martel...

Compañías Locales

Cinecritic no promueven las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
MONBERRATI
972 340 268
Pola, 7
Girona, Cataluña
 
MONBERRATI
972 340 268
Pola, 7
Girona, Cataluña
 
TEATRE DE PONENT
938 498 364
Ponent, 58
Granollers, Cataluña
 
RADIO ELECTRONICA J. MARGARIT
937 881 031
Sant Llorenç, 110
Terrassa, Cataluña
 
ACCES TEATRE S.L.
938 402 085
Almogàvers, 5
Granollers, Cataluña
 
EL NORD
938 401 590
Dr. Salvador Llobet, 72
Granollers, Cataluña
 
MULTICINES Y ESPECTACULOS S.A.
971 437 600
Av. Can Jofresa, S/N
Terrassa, Cataluña
 
EL ROSSEGALL GRUP DE TEATRE
938 937 591
Av. Penedès, 14
Vilanova I La Geltru, Cataluña
 
CINE EL PUNT
935 806 184
Santa Teresa, 18
Cerdanyola Del Valles, Cataluña
 
LA CORT
615 575 685
Sant Josep Oriol, 17
Cerdanyola Del Valles, Cataluña
 

La Mujer Sin Cabeza


Argentina, 2007
Dirección: Lucrecia Martel
Guión: Lucrecia Martel
Intérpretes: María Onetto, Claudia Cantero, Cesar Bordón.
Género: Drama
Duración: 87 minutos
Fecha de estreno: 29 de abril de 2009

Nota Cinecritic
Muy Buena
 
   
Hay una cierta correspondencia entre la suntuosidad de La edad de la inocencia, de Martin Scorsese y La mujer sin cabeza, de la argentina Lucrecia Martel.
En ambas películas, el motivo y objeto de la narración se le escamotea al espectador para mostrarle otra cosa. Son películas engañosas, mentirosas. Hipócritas. Lo que interesa aquí es que hablan de hipocresía.
Una mujer hace algo que no entiende, o no sabe, o no quiere saber. Sufre o simula una amnesia temporal, precisa, que oculta el hecho para ella y sus allegados. Ellos actúan como si nada hubiera pasado, pero entre líneas trabajan febrilmente para que esa situación anómala sea olvidada, en el caso de que solo sea un truco mental de la protagonista, o sepultada y corregida en el caso de que haya pasado algo.
La mujer se siente mal, preferiría que lo que pasó no hubiera pasado, sea lo que sea, desea que algo borre ese episodio como la lluvia escurre la tierra de la calle. Ha perdido la inocencia y está perdida.
De ahí en más, el argumento, el objeto de la narración, el relato, en el s...

Pulse aquí para continuar leyendo el artículo de Cinecritic.biz