Buscar

La Magia en el Cine Las Palmas De Gran Canaria Canarias

En este artículo encontrará una breve reseña acerca de la maravilla que llamamos "la magia en el cine"...

Compañías Locales

Cinecritic no promueven las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
VIDEO CLUB OLIVER S.L.
928 244 305
Pío XII, 65
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 
SANTANA SANCHEZ
928 380 348
Gobernador Marín Acuña, 47
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 
VIP'S SUNDER
928 224 842
Gravina, 54
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 
LA BALLENA
928 419 669
Diego Betancor Suárez, 16
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 
LEO,S
928 225 690
Mariana de Pineda, 17
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 
FILA CERO
928 208 489
Concejal García Feo, 19
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 
JOSE LUIS MEDINA GORDILLO
928 667 715
Pintor Botas Ghirlandia, 28
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 
HAMIDIA S.L.
928 270 655
Viriato, 52-54
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 
MAFA MARTIN CANARIA
928 274 131
León Tolstoi, 13
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 
CANAL 35
928 422 237
Lomo San Lázaro (Siete Palmas), 1
Las Palmas De Gran Canaria, Canarias
 

La Magia en el Cine

     
Georges Méliès (1861-1938) fue uno de los más importantes pioneros del cine mudo. Más que un realizador de cine fue un mago que utilizó el aparato de los Lumière para crear trucos de ilusionismo. De hecho se lo considera el padre de los efectos especiales. 
Méliès descubrió el trucaje por casualidad mientras tomaba una escena en las calles de París. Su cámara sufrió un desperfecto técnico y dejó de rodar, tras lo cual Méliès corrigió el desperfecto y continuó filmando. Al proyectar más tarde la película, se dio cuenta de que los objetos habían sido sustituidos por otros diferentes en el instante preciso en el que la cámara cesó de funcionar. A partir de allí el mago Méliès comenzó a poner en práctica, en forma consciente y sistemática, sus efectos especiales nacidos de un simple accidente. 
En El escamoteo de una dama, de 1896, Méliès hizo desaparecer una mujer frente al público y, al año siguiente, en Fausto y Margarita, sustituyó una mujer por la figura de Mefistófeles.
A partir de allí filmó cientos de películas: El hombre de la cabeza de goma, Viaje a través de lo imposible, Viaje a la luna, utilizando todo tipo de trucos: desapariciones y...

Pulse aquí para continuar leyendo el artículo de Cinecritic.biz