Buscar

El cumpleaños de Laila Gijón Asturias

A continuación le presentamos una crítica de la película "El cumpleaños de Laila" del director Rashid Masharawi...

Compañías Locales

Cinecritic no promueven las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
SONY PICTURES HOME ENTERTAINMENT Y CIA S.R.C.
985 142 305
Av. Schultz, 93
Gijón, Asturias
 
CENTRO COMERCIAL SAN AGUSTÍN
985 170 307
Plaza Romualdo Alvargonzález Lanquine, s/n
Gijón, Asturias
 
PRONORTE
985 354 969
Calle Adaro, 11
Gijón, Asturias
 
AUTOCINE GIJON
985 308 316
Maestro Amado Morán, S/N
Gijón, Asturias
 
R. TOKA
985 323 209
Avenida Galicia, 1
Gijón, Asturias
 
CINE CENTRO
985 350 130
Pl. Romualdo Alvargonzález Lanquine, S/N
Gijón, Asturias
 
COMMCENTER
902 222 255
Avenida Schultz, 3
Gijón, Asturias
 
MUSICAL TOMMY
985 350 335
Calle San Bernardo, 81
Gijón, Asturias
 
SERVICIO DE TELEVISION
985 372 928
San Ignacio, 15
Pola De Siero, Asturias
 
MARYAN DECORACIÓN S.A.
985 312 651
C/ La Esperanza, 2
Gijón, Asturias
 

El cumpleaños de Laila


Palestina, Túnez, Holanda, 2008
Dirección y Guión: Rashid Masharawi
Intérpretes: Areen Omari,  Nour Zoubi y Mohammed Bakri
Duración: 71 minutos
Fecha de estreno: 22 Juillet 2009

Nota Cinecritic
Buena
 
   
El director, guionista y productor palestino Rashid Masharawi nos acerca a través de su última película El Cumpleaños de Laila a la vida diaria de Palestina, cómo afecta la ocupación israelí la cotidianeidad de sus gentes, de sus vidas. No pretende hacer proselitismo, ni siquiera pretende hacer un panfleto político con esta película, solo desea que nos paremos en esos pequeños detalles que no conocemos, que no nos cuentan las noticias y que nunca sabríamos si no es gracias a los cineastas de este país.
El Cumpleaños de Laila retrata la vida de un hombre, de una familia, y de todo un pueblo que convive en una ciudad, Ramala, marcada por la ocupación israelí y por la división política entre los palestinos. A través de los ojos del protagonista, Abu Laila, vamos viendo cómo es la vida en la ciudad. Él era juez, pero el gobierno no le puede pagar y por eso se ve obligado a trabajar de taxista. Su sentido de la justicia y la legalidad, y el caos que reina en la ciudad, le hacen vivir numerosas situaciones que le complican el día. Pero él sol...

Pulse aquí para continuar leyendo el artículo de Cinecritic.biz