Buscar

Brevísimo recuento del cine boliviano desde la fiebre digital Badajoz Extremadura

A continuación le presentamos uan breve reseña acerca del cine boliviano contemporáneo desde la era digutal, gracias a la fórmula infalible del boliviano: la ruptura...

Compañías Locales

Cinecritic no promueven las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
PUENTE REAL
924 260 650
P.º Fluvial, 7
Badajoz, Extremadura
 
EUROVIDEO EXTREMADURA
902 151 955
Tomás Romero de Castilla, 6
Badajoz, Extremadura
 
CENTRO COMERCIAL CONQUISTADORES
924 286 119
Avda. de Elvas, s/n
Badajoz, Extremadura
 
WORLDFILMS
924 480 214
Calle Real, 29
Badajoz, Extremadura
 
TETRAPOLIS TEATRO S.L.
677 374 510
Pl. Antonio Plata Mogollón, 5
Cáceres, Extremadura
 
GRUPO TRES S.L.
924 278 363
Jerónimo Valencia (Pol. Ind. Nevero), 28
Badajoz, Extremadura
 
ARINCO S.L.
924 247 627
Av. Guadiana, 4
Badajoz, Extremadura
 
FOTO ESTUDIO MUSEO E. VIDARTE
924 223 708
Calle Virgen de la Soledad, 19
Badajoz, Extremadura
 
VIDEOGRAFICA EXTREMEÑA S.L.
924 456 386
Pl. Campo de la Iglesia, 38
Badajoz, Extremadura
 
MULTICINES CACERES
927 212 983
Periodista Sánchez Asensio, 3
Cáceres, Extremadura
 

Brevísimo recuento del cine boliviano desde la fiebre digital


El cine boliviano contemporáneo, aunque tímido fuera de sus fronteras, se muestra saludable al interior del país, gracias a la fórmula infalible del boliviano: la ruptura. Esto es cierto, aún cuando el primer largometraje digital, Los hijos del último jardín (2003) vino de la mano del aclamado indigenista Jorge Sanjinés, pero con resultados muy pobres; fueron las películas no comprometidas las que mostraron una provechosa asimilación de la nueva herramienta. Así Dependencia Sexual (2004), de  R. Bellot, introdujo el formato y la estética del video digital al medio nacional. La película fue muy reconocida y su director supo catapultarse en ella como campeón del nuevo cine. Menos vista en el país, aunque con un interesante recorrido internacional y un lenguaje más contundente, Lo más bonito de mis mejores años (2006) de Martín Bouloq es un puente menos artificial con las tendencias digitales contemporáneas. Las ventajas del estilo son conocidas. La cosmogonía, en cambio, es problemática: casi podría hablarse de "unidad" de movimiento a escala sudamericana, ya que estas películas se empecinan en mostrarnos jóvenes más o menos conflictivos, vanidosos y bien solventados, jóvenes que todo lo resuelven yendo a la discoteca, como en Nocturnia (2008) de Jack &Aacut...

Pulse aquí para continuar leyendo el artículo de Cinecritic.biz