Buscar

Breve Historia de una Escalera Vic Cataluña

Si desea conocer más acerca de una más acerca de la historía de la escalera en el cine, entonces continúe leyendo para conocer una breve cápsula del tema...

Compañías Locales

Cinecritic no promueven las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
MONBERRATI
972 340 268
Pola, 7
Girona, Cataluña
 
DUENDE
934 781 562
Rosa Ribas i Parellada, 7-9
El Prat De Llobregat, Cataluña
 
MARCEL GROS
938 773 550
Cintaires, 10
Manresa, Cataluña
 
LOIDE MAR VIDEO
936 653 302
Llibertat, 6
Castelldefels, Cataluña
 
MEDIAFRAME
902 027 308
Pg. Torroja, 84
Tarragona, Cataluña
 
EL NORD
938 401 590
Dr. Salvador Llobet, 72
Granollers, Cataluña
 
ANDREA ALCALDE CUADRADO
936 372 775
Joan Maragall, 2
Viladecans, Cataluña
 
EUROOPTIK
936 614 101
VENTURA GASSOL 6-8
Sant Boi De Llobregat, Cataluña
 
CINESA MATARO PARK
902 333 231
Estrasburg, 5
Mataró, Cataluña
 
FERRAN RIGUAL DE BARCELONA
934 498 341
Florida, 125
Rubi, Cataluña
 

Breve Historia de una Escalera

    
El interés de los artistas por registrar el movimiento es muy antiguo, pero los artistas de los siglos XIX y XX se caracterizaron  por desarrollar teorías al respecto, siendo los movimientos descendentes y ascendentes casos particulares.
En el siglo XIX dos de los pioneros de la fotografía, Eadweard Muybridge y Etienne Marey, produjeron miles de imágenes analizando todo tipo de movimiento mediante un sistema de múltiples cámaras para luego recomponer esos instantes a través de cilindros rotativos o discos que giraban en una frecuencia constante, sistema denominado Praxinoscopio. Muybridge utilizó el tema de la figura humana descendiendo una escalera para registrar este tipo de movimiento, luego el artista francés cubo-futurista Marcel Duchamp adoptó el mismo esquema de representación en Desnudo descendiendo una escalera (1912).
Tanto en Duchamp como en el cine, la representación de figuras que descienden o ascienden por escaleras se logra mediante su repetición rítmica, es decir una sucesión repetida en el tiempo.
 "Consideremos la repetición de un motivo de decoración: una figura se encuentra reproducida bajo un concepto absolutamente idéntico... Pero, en realidad, el artista no procede de esta forma. No yuxtapone ejemplares de la figura, combina cada vez un elemento de un ejemplar con otro el...

Pulse aquí para continuar leyendo el artículo de Cinecritic.biz